Nestlé apoya a Solar Impulse

para realizar el primer vuelo alrededor del mundo en un avión solar

jul 13, 2015

Solar Impulse, el primer intento mundial de volar alrededor del planeta en un avión solar, ha aterrizado en Hawai después de romper el récord de vuelo en solitario más largo en una máquina de este tipo.

​​El avión piloteado por André Borschberg cubrió los 7.212 kilometros desde Nagoya, Japón, a Honolulu, en los Estados Unidos, en cinco días y cinco noches, y ahora cruzará Estados Unidos antes de completar su recorrido de 35.000 kilómetros en Abu Dhabi, en septiembre próximo.

​​Los científicos y expertos en alimentación del Centro de Investigación Nestlé en Lausana, Suiza, pasaron los últimos cuatro años trabajando con los dos pilotos, Borschberg y Bertrand Piccard, para desarrollar comidas y snacks para el vuelo. Mientras vuelan, los pilotos comen once comidas al día, todo estudiado, desarrollado y suministrado por Nestlé, alimentos que van desde risotto de setas y papas gratinadas a yogures y cereales para el desayuno.

​​La comida está diseñada para suministrar a los pilotos energía y proteína óptima durante las distintas etapas del viaje, y para ayudarlos a hacer frente a grandes variaciones de temperatura y altitud. Un envase personalizado asegura que los alimentos se mantengan frescos durante un máximo de tres meses, sin conservantes artificiales.

​​Al respecto, Stefan Catsicas, Director de Tecnología de Nestlé, aseguró: "Nestlé está muy contento y emocionado de estar a la vanguardia de la labor científica a través de nuestro apoyo a Solar Impulse. Compartimos el compromiso del equipo por la ciencia, la innovación y la sostenibilidad".

​​Después de que Solar Impulse complete su viaje, Nestlé considerará cómo aplicar el conocimiento que ha aprendido, que podría ser utilizado para desarrollar programas de nutrición para los deportes de alta montaña y expediciones.