Historia

Los orígenes de Nestlé se remontan al año 1866, cuando Henri Nestlé, químico alemán radicado en Suiza, desarrolló una harina a base de leche de vaca y pan tostado, con el fin de satisfacer las necesidades alimenticias y nutricionales de los niños, y así luchar contra la elevada desnutrición y mortalidad infantil de aquellos años.

En 1905 se fusiona con la Anglo Swiss Condensed Milk Company, cuya fábrica de leche condensada estaba en Cham, Suiza. Desde entonces, Nestlé inicia su internacionalización y diversificación mediante la fusión y adquisición de empresas. Ello le permitió desarrollar una gran variedad de productos, a cuya gama inicial de lecha condensada y harina lacteada, se sumaron posteriormente: chocolates, confites, cafés solubles, productos culinarios, lácteos, congelados y refrigerados, cereales para el desayuno, helados, aguas minerales, productos oftalmológicos, cosméticos y alimentos para mascotas.

Hoy Nestlé está presente en todos los continentes y es líder mundial en ciencia y tecnología de alimentos. Tras 139 años de historia, Nestlé está presente en 100 países y cuenta con más de 500 fábricas a nivel mundial, en cuyas instalaciones prevalece la más alta tecnología, las materias primas esenciales son transformadas en una completa gama de productos alimenticios reconocidos por sus Marcas de trayectoria mundial, su alta calidad y valor agregado, que responden a las necesidades nutricionales de los consumidores.

Con su casa matriz ubicada en Vevey, Suiza, esta empresa responde día a día a los numerosos desafíos que imponen sus consumidores, poniendo a disposición de ellos todo un universo de Nutrición, Salud y Bienestar.