Día Mundial de la Leche

Celebrado el 1ro de junio, el día Mundial de leche tiene como propósito educar a la población sobre los beneficios de los productos lácteos e incentivar su consumo.

Numerosos estudios respaldan la importancia del consumo de leche y productos lácteos a lo largo de todas las etapas de la vida del ser humano, por lo que es considerado un alimento esencial debido a su contenido de proteínas de alto valor biológico (contienen todos los aminoácidos esenciales), vitaminas y minerales.

Los productos lácteos son fuente de minerales como el calcio (65-75% del consumo diario requerido), potasio, magnesio, zinc y fósforo. Además, la leche es una fuente importante de vitaminas del grupo B (B1, B2 y B12).

Beneficios de la Leche

  • Puede ayudar a formar y mantener huesos fuertes
  • Favorece la formación de dientes
  • Fuente de energía
  • Por su contenido de proteínas puede ayudar al mantenimiento de la masa muscular

Fortificación

Para prevenir ciertas deficiencias nutricionales la leche es fortificada con vitaminas y minerales adicionales como: la vitamina A, vitamina D, zinc y hierro. Con su fortificación se pueden obtener los siguientes beneficios:

  • La vitamina A, importante para el crecimiento y desarrollo de los huesos, dientes y encías en los niños. También juega un rol esencial en apoyar una visión adecuada y ayuda a mantener una piel sana.
  • La vitamina D ayuda a que el cuerpo absorba minerales como calcio, forme dientes fuertes y ayude a mantener la salud de los huesos.
  • El zinc es necesario para el crecimiento, reproducción y reparación celular. Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico del cuerpo y juega un papel importante en la digestión y metabolismo.
  • Vitamina C, un antioxidante que juega un papel principal en mantener la salud del sistema inmunológico. También ayuda a que el cuerpo absorba hierro de la comida, importante para la producción de células rojas en la sangre.

El hierro juega un papel importante en llevar y guardar oxígeno dentro del cuerpo. La falta de hierro puede causar fatiga y debilidad.

La Organización Mundial de la Salud recomienda el consumo de leche y sus derivados desde el nacimiento con la leche materna hasta la edad adulta.